De la vieja Huertas a la nueva Hortas

Antes la calle Hortas, Huertas para los nativos de la Herrería al menos durante la mitad del siglo pasado porque era más cristiano a la castellana, era inhóspita y misérrima. Tanto que por no haber no había ni prostitución a pesar de ser de esta la sustancia medioambiental, solo una luz y un puñado de  casas con el retrete justo y no sabemos si agua, además del bareto  de Chelo, que ni bar siquiera era con  cuatro botellas empolvadas en la estantería. Una calle para vivir pero malamente que limitaba con la finca de los Soto y por la que se llegaba a las cosas de la  guerra, o sea al cuartel de San Sebastián. Así la recuerda al menos Pepe Soto, que tiene 86 años, nació e hizo empresa en el barrio y sabe de lo que habla;  allá él si nos equivoca con su memoria. Hoy la mano rehabilitadora ha transformado tanto su faz que es una calle de nueva población por la que ha apostado gente con juventud, gusto y un razonable optimismo respecto a los flecos que aún restan de su anterior deterioro. 

Casco Vello Vigo

Casco Vello Vigo

Casco Vello Vigo

Texto: Fernando Franco

Fotografía: Javier Teniente

O novo Casco Vello de Vigo
 

Facebook

Twitter