Praza dos Pescadores

¡Qué bella esta plazuela! No hace falta mucha imaginación para retrotraerse en el tiempo y situarse en lo que sería el Vigo de hace 300 o 400 años cuando entras en la recoleta Praza dos Pescadores. Entonces no andaban con miramientos ni con cambios de nombres de las calles según los políticos en el poder, les llamaban por lo que eran. Y la “dos Pescadores” era una de las pocas zonas de la antigua villa habitadas exclusivamente por mareantes, aparte del arrabal del Berbés. Destrozada por el paso del tiempo, la política de rehabilitación ha conseguido devolverle su antigua estampa y viejo encanto, en el que no desentona un bar que ya ha cumplido un cuarto de siglo y cuya terraza da vida al lugar: el Edra Yo me imagino cada vez que paso por ella el pobre estilo de vida de los marineros, las plantas bajas llenas de redes y demás útiles de pesca como el “xeito”, las “xacadas”, los “rascos”, los “tramillos”, los “cercos” o los “esponeles”. Me imagino, mientras tomo una infusión en el Edra, a los hombres saliendo a faenar antes del alba o al los niños que, aún no inventada la Play Station, jugaban en la calle.

Casco Vello Vigo

Texto: Fernando Franco

Fotografía: Javier Teniente

O novo Casco Vello de Vigo
 

Facebook

Twitter